Preservar Óvulos

¿Cual es la edad perfecta para ser padres? La edad en la que te lo pida el cuerpo y el corazón. Eso es lo que yo pienso.

No me gusta que la vida se rija por imposiciones sociales. Ya tienes edad para tener pareja, ya tienes edad para ser madre, ya eres mayorcito para salir de fiesta, ¿para cuando la boda?

Mi respuesta a todas esas preguntas o sugerencias es: CUANDO QUIERA O PUEDA HACERLO. No me gusta que la sociedad marque las pautas de mi vida. Parece que llegado un momento hay que hacer o dejar de hacer ciertas cosas. Cada individuo decide lo que es mejor para él, por gusto o por necesidad.

Yo hoy me quiero centrar en el tema de la maternidad-paternidad. Concretamente en la maternidad que es la que tiene fecha de caducidad. Las mujeres, aunque cada vez envejezcamos mejor y nos cuidemos más… tenemos fecha de caducidad si queremos ser madres biológicas. El declive de nuestros óvulos empieza a los 35 años y es irreversible. Cada año se reduce la posibilidad de ser madres hasta desaparecer sobre los 45. Algunas consiguen ser mamás más tarde y otras dejan de poder serlo antes pero esa es la media.

Por eso he querido hacer este POST y decir públicamente que hay una opción de ser mamás más adelante si no puedes/quieres ser mamá ahora pero no quieres “que se te pase el arroz”.

A mí no me supone ningún esfuerzo hacerlo porque creo que todos los temas si los tratas con naturalidad no tienen por qué ser tema tabú. Me ha sorprendido (a raiz de haber vitrificado mis óvulos y saber la oponión tanto en mi entorno como en redes sociales) ver que en este tema hay muchos detractor@s. Y yo me pregunto: hay muchos motivos para no poder-querer ser mamás cuando queramos, ¿dónde está el “pecado”?

Por trabajo: Dependiendo del trabajo que tengas y condiciones no todas las mujeres pueden quedarse embarazadas cuando quieran sin que repercuta a su puesto de trabajo. Aunque hemos avanzado respecto a nuestros abuelos en algunos casos no lo ponen fácil.

Por enfermedad: ¿qué pasa cuando una mujer pasa por una enfermedad donde debe recibir tratamiento oncológico? ¿No tiene derecho a ser madre después? La congelación de óvulos antes de someterse al tratamiento es una opción para preservar sus óvulos y retomar su vida después del tratamiento y tener hijos sanos (a través de la congelación se pueden, además, extraer genes de enfermedades hereditarias para cortar la cadena).

Vivo con mis padres: Hoy en día tardamos más en emanciparnos, uno de los grandes daños colaterales de la crisis. No hay trabajo, no hay dinero, no te puedes emancipar. Lamentablemente es una realidad y no por eso vas a perder la posibilidad de ser madre.

No tengo pareja: Algo tan normal como que no hayas encontrado a la persona con la formar una familia. No vas a buscar pareja sólo porque se te vaya a pasar el arroz, si no aparece en tu vida esa persona no te vas a conformar con quién primero se cruce en tu vida si no te llena. Hay muchas personas que deciden ser madres solteras porque no han encontrado a esa persona y me parece maravilloso, pero si no quieres ser madre soltera y tienes la opción de congelar tus óvulos para cuando llegue ese momento por qué no hacerlo.

Como os he dicho hay infinidad de motivos para querer preservar óvulos y todos ellos respetables, así que he decidido escribir este POST para en conocimiento a todas aquellas personas que no sepan que existe esta posibilidad.

Yo decidí hacerlo y estoy feliz por haber tomado esta decisión. Me he puesto en manos del Instituto Vasco de Fertilidad, IVF. En manos de Yosu Franco. Un reputado doctor que lleva muchos años dedicándose en cuerpo y alma al campo de la  reproducción. Con una gran calidad profesional y humana.

Con un equipo sumamente preparado y especializado que me han tratato increíblemente bien.

Mi experiencia ha sido maravillosa. Te explican todo el proceso, y te informan de todo lo que tienes que saber al respecto y les avalan muchas personas que gracias a ellos han conseguido ser padres. Es importante explicar que no siempre se consigue llegar a la fecundación porque cada caso es distinto y no todo está en manos de la ciencia pero el alto porcentaje de éxito que suman los pacientes que pasan por su clínica les avala.

No siempre es un camino de rosas y hay veces que cuesta más o incluso que algunas personas no consiguen fecundar con éxito. A veces es porque llegan demasiado tarde y la calidad del óvulo no es la adecuada. Muchos porque acuden a la clínica cuando ya no queda otra opción, si se les hubiera informado antes seguramente hubieran llegado a concebir con mayor rapidez.

Como os he dicho este es el motivo por el cual quiero darle voz a este tema y que la gente sepa que hay opciones, y para que deje de ser un tema tabú. Si no puedes ser madre naturalmente no pasa nada, no eres menos mujer por ello, ni menos hombre si es él quién no tiene un espermatozoide de calidad.

Yo conocí a Yosu hace 7 años, cuando yo tenía 30 años. Nos presentó una amiga mía, Nagore. Me dijo a qué se dedicaba y me pareció muy interesante porque no sabía que existiera la posibilidad de preservar los óvulos. Pensé que si “en un futuro sentía que se me pasaba el arroz me congelaría los óvulos”. En aquella presentación no tuvimos tiempo para que me explicara lo importante que era hacerlo cuando los óvulos tuvieran buena calidad. No es lo mismo congelar a las 30 que a los 40. A los 40 quizás no tengas la oportunidad de vitrificarlos porque puede que tu reserva ovárica se haya agotado.

Así que ahora, con 37 años hemos decidido hacerlo ya que en este momento no entra en nuestros planes ser padres.

Cuando volvimos a reencontrarnos con Yosu nos explicó que a los 35 empieza a decaer fulminantemente la posibilidad de poder ser padres biológicamente y me acordé que hace sólo 7 años pensé que mis óvulos eran jóvenes y que me quedaban muchos años para poder ser madre. Menos mal que me he dado prisa porque he necesitado más de un tratamiento para conseguir la cantidad de óvulos mínima que se recomienda preservar.

Nos enseñaron toda la clínica. La sala preparada para que los hombres puedan “sacar” sus espermatozoides.

Perfectamente insonorizada para mayor privacidad.

Después de 2 semanas de tratamiento donde te inyectas la medicación que ayudará a que tus óvulos estén “bien creciditos” y con controles ecógráficos donde harán un seguimiento del crecimiento de los mismos, llegó el momento de la extracción.

Tienen un quirófano especialmente preparado para ello. (para quitarle un poco de dramatismo a los quirófanos me vine arriba ;))

El único momento que no fue agradable el de ponerme la vía. Las agujas no creo que sean del agrado de ningún paciente, pero fue un momento. Y además mi querida enfermera me la puso con tanto amor que fue rápido. Fue más la impresión que el dolor.

Porque los pinchazos que hay que poner cada día durante dos semanas son subcutáneos. La aguja es muy cortita y aunque el primero puede dar un poco de impresión, cuando llega no es tanto como esperabas.

Ahí se quedó el papuchi Olme, esperando. No le dio mucho tiempo a aburrirse porque fue muy rápido. Hasta con gorro está guapo el jodíoooo…

Me pusieron sedación, no anestesia total. Con lo cual implica menos riesgo. No me enteré de nada. La anestesista me empezó a hablar y antes de que pudiera terminar mi segunda frase ya debí quedarme dormida. Lo siguiente que recuerdo es despertarme en la habitación. (Con doble manta eso sí, que soy muy friolera)

Desde que me quedé dormida hasta que me pasaron a la habitación pasaron como 20 minutos, es muy rápido.

Cuando me desperté debí decirle a Olme que hiciera la foto (mi subconsciente debía estar pensando en contaros todo el proceso jajaja) yo ni me acuerdo de esta foto. Lo primero que recuerdo es que le pregunté a Olme cuando me iban a llevar al quirófano (porque no tenía la sensación de que me hubieran hecho nada, me sentía descansada y sin dolor ninguno) y me dijo que ya habían extraido los óvulos.

cuando me desperté del todo me trajeron un cola cao con tostadas y me las comí como si no hubiera un mañana

Mi ama también nos acompañó.

Madre no hay más que una.

Ay, no era Cola Cao, era Nesquik 😉

Después del desayuno me trajeron las fotos de mis óvulos. Y esto es todo. El proceso no es nada traumático y estoy muy contenta de haber preservado mis óvulos.

Es importante también que la sociedad sepa que hay mucha carencia de donación de óvulos. Yo ya no tengo edad para donar mis óvulos pero animo a que las que podáis lo hagáis porque hay muchas mujeres que los necesitan.

Espero que os haya gustado el POST.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Suscríbite al blog

y te avisaremos de la últimas actualizaciones y novedades

8 comentarios en “Preservar Óvulos”

  1. No es la primera vez que te lo digo, muchísimas gracias por tratar con temas así. Ya sabes que a mi me toca muy de cerca y que de una manera indirecta has ayudado a que no sea un tema tan tabú y a salir adelante. De verás, gracias por intentar normalizar algo que hoy en día a la gente todavía le cuesta “respetar”. Un besazo Nerea!!!
    Me encanta el POST!

    1. Muchas gracias bonita!!
      Nunca he entendido por qué tiene que ser un tema tabú. Y si está en mi mano poder normalizarlo adelante!!
      Un abrazo grande!

  2. Aunque no he necesitado ningun tratamiento en IVF , fue y es un gran acierto por nuestra parte acudir a ellos. En nuestro camino hacia ser aitatxos tuvimos nuestros problemas y disgustos. Ellos nos aconsejaron, calmaron y asesoraron. Gran equipo y grandes personas.

    1. Cómo me alegra saberlo! La verdad es que son un equipo maravilloso que te asesora y recomienda lo que es mejor para cada caso.
      Un abrazo!!

  3. Me encanta, que gente conocida como tú , hable de estos temas con tanta naturalidad. Yo , tengo 29 años y en estos momentos me encuentro haciendo el tratamiento. Lamentablemente, tengo endometriosis y no saben si podrán conservarme los ovarios cuando llegue el momento de la operación. Por eso, decidí congelar ovulos. A la espera de si finalmente podré congelar, por culpa de la endometriosis, esto ha sido un poco la esperanza, de poder plantearme un futuro, como cualquier otra mujer de mi edad, que en este momento por diferentes circunstancias , no es madre, pero no lo descarta. Es cierto que mi enfermedad es a día de hoy un tabú, incluso para las que la sufrimos, y que si yo hoy estoy con el tratamiento para intentar algún día ser mamá, no es porque los médicos hayan facilitado el camino.
    Debes saber, imagino, que hacerlo por una clínica privada, como es tu caso, es bastante costoso y en los tiempos que hoy estamos, no todo el mundo puede permitirse este tipo de tratamientos. En mi caso, todo, lo estoy haciendo por la Seguridad Social. Ojalá hubiese sido de otra manera todo, pero al menos, al tener mi enfermad, puedo hacerlo de manera gratuita en un hospital público de Madrid. Es maravilloso, que haya hospitales, que para personas como yo, que por culpa de enfermedades que privan en algunos casos que un futuro seamos madres, la cuestión del dinero no sea una preocupación más a todo lo que ya nos preocupa.
    Sin más, me despido y espero en unos días poder salir con una sonrisa y tener la primera foto, de lo que en un futuro, podrían ser mis futuros bebés 😂

    1. Hola Lor!
      Gracias por compartir tu experiencia. si te sirve de consuelo yo también tengo endometriosis y he conseguido congelar óvulos!! Así que espero que tesirva de motivación, que el hecho de tener endomietriosis no sea un impedimento para ser mamá.
      Un abrazo y por favor cuéntanos qué tal ha ido!!
      😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *